30 may. 2015

CONSEJILLOS PARA PERDER CONCURSOS VII

IDEA Nº 7
USA LA MITOLOGÍA CLÁSICA Y TRATA DE HACER COMEDIA
A PARTIR DE LA MISMA
(fracaso culto)
Y no te equivoques de concurso, a los de la Facultad de Historia quizás les haga gracia, pero a los de la Facultad de Derecho, no tanto. Y mucho menos a los juristas que presiden comunidades de vecinos.
Este microrrelato lo envié al VI Concurso de microrrelatos sobre abogados en agosto de 2014, ni premiado ni seleccionado, claro está ¿no se nota? Las cinco palabras obligatorias fueron: reservado, concentración, pupila, habilitar y sospecha.
Pero, seamos serios, si lo del talón de Aquiles incluso aparece en el diccionario de la RAE:

1. m. Punto vulnerable o débil de algo o de alguien.




SU TALÓN

Aquiles, mientras estudiaba, era el alumno más brillante de su generación. Incluso los catedráticos evaluaban sus exámenes con las pupilas exhaustas y sorprendidas por lo que leían en aquellos ejercicios, siempre perfectos.

Al preparar la oposición, cuando Aquiles cantaba los temas, el preparador tenía que habilitar un espacio reservado en su academia para que le pudieran escuchar juristas prestigiosos y letrados interesados.

En los juicios era el terror de los abogados y la admiración de los jueces. Por supuesto, tanto unos como los otros, además de los miembros del jurado, tomaban nota de las intervenciones de Aquiles con gran concentración.

Sin embargo Quili -así le llamaban sus vecinos- que como sabemos fue un ejemplar estudiante, un opositor tremendo y también un fiscal invencible, levantaba sospechas por su incompetencia en la sala de juntas de la urbanización, siempre que ocupaba la presidencia de la comunidad.

Ahí era un inútil.
Pablo Vázquez Pérez

19 may. 2015

CONSEJILLOS PARA PERDER CONCURSOS VI

IDEA Nº 6

ESCRIBE DE FORMA IRÓNICA O INCLUSO SARCÁSTICA, METIENDO "EL DEDO EN EL OJO". QUE EL JURADO SE DÉ CUENTA DE CÓMO SE PASAN LOS CONCURSANTES
(fracaso y desahogo)

Todos nos podemos equivocar, incluso los jurados de concursos como el Relatos en Cadena de la SER. Proponer una frase mal escrita, en el caso de "La última alma humana" como primera oración para continuar un microrrelato, no ayuda mucho a defender el uso correcto del lengüaje. Y esto no lo invento yo, a partir del minuto 13:20 se puede escuchar en este podcast de Relatos en Cadena (Hoy por hoy, la SER)
Como se escribiría bien, lo expone la RAE en este apartado de su diccionario panhispánico de dudas.
Aunque escribir un cuento irónico (y malo) a partir de dicha frase, tampoco ayuda nada.
Imagen de Félix Vallés Calvo (Banco imágenes INTEF)

LA NORMA

- La última alma humana, repitió el presentador amparado en la distracción de los otros tertulianos.

Uno de los comentaristas regresó de su ensimismamiento y puntualizó:

-       Es el alma, la forma correcta es decir “el alma”.

Varios compañeros asintieron confirmando la sentencia.

Al mirar el rostro compungido del locutor, aligeró su corrección amablemente.

-       Ya se sabe. Cualquiera de nosotros podemos tener un despiste.

Todos sonrieron mientras la música de cabecera y los rótulos finales daban fin al debate televisivo.

Diez años después el locutor despertaba gritando ¡El alma, el alma! Y apagaba el despertador.
Pablo Vázquez Pérez

18 may. 2015

SEMANAL

Pues sí, a lo loco.
Si dentro de unos días van a salir votados los mismos políticos de siempre (ojalá me equivoque) vamos a darle a este blog una periodicidad semanal.
Si ellas y ellos pueden, nosotros también.

Sin Bulla pasa a ser semanal, sobre todo ahora que nadie mira los blogs.
Y muchos menos los leemos.



¡¡¡SEMANAL!!!