29 mar. 2010

ESTRELLAS Y METEOROS
No debería entrar en valoraciones críticas acerca de la calidad, talento o fotogenia de este nuevo astro (quizás constante, quizás fugaz) que ha venido en el último lustro para arrasar en pantallas diversas y en paredes juveniles. Se ha dado conocer con el nombre artístico de Robert Pattinson. En numerosas páginas y portales web se pueden recoger más datos sobre su trayectoria y biografía, por ejemplo en ésta página vinculada al azar.

Objetivamente solo puedo comentar una de sus actuaciones hasta el momento, en
Crepúsculo. Aquí se puede ver su trailer. Por estos fragmentos de actuación que, garantizo, son bastante representativos de la actuación total de Robert en dicha película, me llama la atención una noticia emitida en televisiones recientemente y difundida en prensa e internet entre otros medios:la inclusión de una réplica de cera del joven actor en el Museo Madame Tussaud. Al verla sobresale la calidad de la figura, su hiperrealismo que ayuda a olvidar otros museos de cera en los que cualquier parecido con el sujeto real (o ficticio) es pura coincidencia. Pero al repasarla destaca la vitalidad y la expresividad que no posee por ahora su modelo original y humano.
No sé qué sorpresas nos depararán en el futuro los trabajos de este intérprete famoso, cuya popularidad sigue aumentando. No tengo información acerca de sus estudios, tanto si acudió a la
RADA (Real Academia de Arte Dramático de Londres); asímismo desconozco datos sobre si acude en la actualidad a clases para perfeccionar su técnica a escuelas punteras como la de Lee Strasberg.
Lo que sí puedo afirmar es que no reune todavía el mismo talento de Leonardo diCaprio en alguno de sus primeros papeles como puede ser
¿A quién ama Gilbert Grape?
Y por supuesto tampoco alcanza la naturalidad, emoción y riesgo eligiendo papeles del difunto e interesante
River Phoenix.
Porque ellos también fueron ídolos juveniles y portadas de carpetas y sueños. También estrellas y, desafortunadamente, meteoros.