2 jun. 2009

SIETE DE JUNIO

Voy a actuar como Pepito Grillo para solicitar el voto de todos los adultos y residentes, porque me asombra a estas alturas la idea que tenemos sobre Europa y concretamente sobre la Unión Europea.
Europa no somos todos todavía porque poco a poco nos vamos incorporando los países de un territorio amplio, heterogéno y bastante caprichoso (en todos los sentidos). Y al mismo tiempo que nos incorporamos otros estados salen o algunos no entran.
Desde España nos incorporamos hace más de veinte años, allá por el 1986, y progresivamente hemos pasado de doce naciones a casi treinta actualmente. Desde la Unión Europea se decide la política económica que otorga ayudas, subvenciones y compensaciones monetarias a sus países adscritos, y no nos engañemos, gran parte de lo que se podrá desarrollar posteriormente en España, dentro de aquí en cada autonomía, en cada provincia y en cada localidad, y todo esto vendrá de esos presupuestos europeos. El dinero manda, lógico.
Realmente votamos a los grupos políticos que nos representarán allí y participarán en votaciones, acuerdos y otras actividades organizativas. Los políticos que resulten elegidos no van a decidir, pero sí participarán para aportar su cuota de decisión.
Así que desde este texto un poco pedestre os animo a votar el domingo próximo. El resultado ya lo sabemos, porque ganará uno de los dos partidos principales, de los que no pienso escribir ni sus siglas.
PERO NOSOTROS TENEMOS EL PODER de repartir los votos entre otros partidos políticos que nos aporten más confianza por exponer razones y argumentos sobre los temas en los que a su vez quieren exponer ideas y peticiones. Y sobre todo que no se dediquen a poner a caldo a los otros en esas discusiones tan artificiales, aburridas y pueriles de los dos partidos políticos que se reparten el gobierno de España.
Esto no es utopía, es sentido común. Sabemos quiénes mandan en España, pero a pasitos cortos podemos repartir los votos que no estén de acuerdo con estos funcionarios del poder estatal y autonómico y organizar un sistema representativo más amplio.
Y podemos empezar por Europa, el próximo domingo.